Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
El acné es un proceso inflamatorio crónico que afecta a rostro,
espalda o escote y puede dejar secuelas en forma de cicatrices.
Para las cicatrices atróficas del acné los tratamientos de IML son,
entre otros, la dermoabrasión, peelings, resurfacing con láser o rellenos.
El Láser de Colorante Pulsado o el Starlux 1540 y la Luz Pulsada Intensa
se utilizan en IML para tratar las cicatrices hipertróficas de acné.
En IML se ha desarrollado un tratamiento específico
para las cicatrices atróficas de acné: Acné Repair.
Los láseres Fraccionados Ablativos y no Ablativos son muy eficaces en las cicatrices
de acné y no presentan los efectos secundarios de otros tipos de láseres.
  

Qué es el acné

El acné es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel que afecta al poro folicular y se caracteriza por la formación de comedones, pápulas, pústulas o nódulos, especialmente en la cara y parte superior del tronco. Se produce cuando las glándulas sebáceas generan una cantidad excesiva de grasa que favorece el taponamiento del folículo, dificultando que el sebo salga al exterior.

Folículo pilosebáceo

Estructura del folículo pilosebáceo.

 

Solicitar consulta gratuita »

El acné puede dejar en muchos pacientes secuelas permanentes en el tiempo  en forma de cicatrices. Una cicatriz es  un tejido fibroso nuevo que reemplaza al tejido normal después de un daño por una lesión externa o una enfermedad.

Las cicatrices de acné son muy variables, desde poco visibles a grandes cicatrices muy desfigurantes. Es casi imposible predecir si un paciente con acné va a presentar posteriormente cicatrices, ya que incluso los casos de acné leve o moderado pueden producir cicatrices en la piel.

Normalmente las cicatrices de acné aparecen en los casos de acné inflamatorio más grave, pero a veces, lesiones menos importantes dejan cicatrices. Tampoco de debe descartar el hecho de que en ocasiones es el propio paciente el que, al manipularse, provoque o aumente estas cicatrices.

La incidencia de cicatrices de algún tipo en pacientes que han padecido acné es alta, llegando incluso al 95% en algunos estudios de pacientes. Parece que existe mayor probabilidad de presentar cicatrices en el hombre que en la mujer, posiblemente porque en los hombres se suelen producir casos de acné más virulento.

El tratamiento de las cicatrices de acné sigue siendo un reto hoy en día. Existen diferentes tratamientos, pero las cicatrices se presentan de forma muy diferente de unos pacientes a otros, por lo tanto unificar los resultados es complicado.

Está comprobado que las cicatrices de acné son más graves en los casos en los que el comienzo del tratamiento del acné fue tardío. Por ello, es importante un tratamiento eficaz desde el comienzo de las primeras lesiones de acné para evitar las cicatrices.

Algunos pacientes son probablemente más propensos a presentar cicatrices que otros, ya que no siempre aparecen a raíz de lesiones inflamatorias con nódulos o quistes, sino que pueden darse tras lesiones inflamatorias más superficiales.

Acné en hombre y mujer

El acné aparece en ambos sexos.

Nuestros expertos en Dermatólogos pueden asesorarle sobre cuál es el tratamiento más adecuado para usted. Solicite ahora una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

¿Le llamamos? las condiciones. Cargando consulta